No sé si les ha pasado que se les pierde un objeto y buscándolo encuentran otro que, o daban por perdido o no sabían que tenían. Pues algo así me pasó el año pasado excepto que no encontré una sola cosa sino toda una comunidad.

Comprando un boleto

Marzo 2018. Quería estudiar ciencia de datos y estaba buscando alguna beca que me permitiera estudiar fuera del país. Me encontré de buenas a primera con Udacity-Bertelsmann Data Science Challenge.

Había una selección inicial, la convocatoria estaba por terminar y yo me dije a mi misma “podrá ser un llamado internacional a miles de personas, pero yo no pierdo nada enviando el formulario”. Creo que nunca podré olvidar esa frase.

Fui aceptada para el desafío… que me parece que aún no he explicado. Consistía en estudiar durante 3 meses estadística descriptiva, SQL, Python, completar los cursos en su totalidad y participar en la comunidad.

En total, 15,000 personas fueron seleccionadas para participar y sólo 1,500 podrían pasar a la fase final donde recibirían una beca para tomar uno de estos tres nanodegrees: Data Foundations, Business Analysis o Data Analysis. Al desafío se le conocía como fase 1 y al nanodegree como fase 2.

Para entrar al desafío no se requería tener conocimientos previos en el área, todo lo necesario para tomar el nanodegree lo aprenderíamos en las clases. Había todo tipo de personas de 70 países diferentes; no todos eran estudiantes, pero los había desde grado hasta postgrado, muchas personas que nunca habían trabajado en el área y hace años habían tomado su última clase.

Un viaje colaborativo

Los primeros días fueron caos en las redes sociales, todo el mundo buscaba otras personas de su localidad, estado o país con las cuales pudieran trabajar en conjunto. Resalto este último punto ya que esa fue la característica de todo el desafío que más me impactó.

Teníamos grandes community managers que siempre mantenían una comunicación efectiva con todos nosotros a través de anuncios generales, sesiones de Q&A en horarios fijos y respuestas directas a nuestras inquietudes vía Slack, Facebook y correo.

Teníamos participantes con iniciativas propias, personas que se agrupaban no sólo por lugar sino por causas, según disponibilidad, características comunes. También grupos libres para hacer preguntas, ayudarnos unos a los otros y compartir recursos que no necesariamente estuvieran relacionados al tema en cuestión y lugares de recreación donde podíamos parar luego de horas de estudio para compartir memes, fotos de gatos, lugares que visitamos, cosas que hemos logrado.

Las formas de compartir

A pesar de que todos queríamos ser parte de los 1500 que pasarán a la fase 2, la ayuda y el deseo de superación personal y como grupo era grande.

Personalmente fui parte de:

  • Canales en Slack con desafíos extra creados o encontrados por otros participantes. Kaggle y CodeWars eran nuestros lugares favoritos.
  • Canales como Live-Help (al que yo decía help desk) donde brindábamos respuesta a preguntas de otros participantes.
  • Una iniciativa llamada Student-Buddy que en esta fase consistía en “adoptar” otros estudiantes a los que llevabas ventaja en los temas para darles ayuda personalizada
  • Apoyar con traducciones a español y revisiones para otra iniciativa donde crearon flashcards con los conceptos aprendidos en todas las clases.

Me mantenía muy ocupada con todas las iniciativas, más la carga de estudio y mi trabajo. Pero cada segundo valió la pena y es un sentimiento que inundo nuestra comunidad una vez terminó el desafío. Un sentimiento que también pueden ver expresado en muchos blogs de otros participantes.

Como tu actitud afecta el viaje

Mi student-buddy no tenia conocimientos de python ni SQL, estaba atrasada y muy atareada. Nuestro contacto era por videollamadas y chat. Ella estaba segura que no podría siquiera terminar el curso a tiempo y su meta era poder aprovechar lo mas posible antes de que acabara.

Como cualquiera empezando en estas áreas se frustraba mucho cuando pensaba que entendía algo pero al momento de aplicarlo se trababa y su novio, un desarrollador, no ayudaba a mejorar su mindset ya que para el era tan sencillo que no podía ponerse en el lugar de ella.

Creo que mi mayor trabajo fue seguir dándole ánimos y mantenerme en contacto. Con el empujón adecuado ella misma llegaba a las conclusiones correctas. Muchas veces era un trabajo de divide y conquista en especial con los subqueries de SQL, otras eran errores de sintaxis o en su ambiente de desarrollo. Eso si le tuve que enseñar a depurar sus errores. A veces estaba tan frustrada que no lograba ver algo obvio y luego de tomar un break me decía ‘no se como no me di cuenta’.

Pero lo importante es que no se rendía, aunque para ella no habían posibilidades de terminar a tiempo ella continuo estudiando hasta completar los cursos. No se imaginan su felicidad cuando fue seleccionada y obtuvo una beca para Data Foundations.

Llegando a un destino

Este desafío es una de las razones por la que comencé a participar en comunidades locales, buscando aprender de aquellos que van caminando delante de mí.

He descubierto que yo también tengo que compartir, que todos tenemos, puedo dar mi energía y mi tiempo.

No te limites  porque piensas que no estás al nivel para hacerlo, arriésgate, aprende de tus resultados y recuerda “no importa lo que sea no pierdes nada participando… pero ganarás experiencia”.

OTROS ARTÍCULOS

  • lacomarcado - banner

Nuestro emblema

By |

Nuestro emblema esta basado en la definición de varios conceptos asociados a los colores que representan nuestra comunidad. Estos colores [...]